¡Explota tu creatividad reciclando!

October 21, 2014

Reciclemos esos objetos que usamos cotidianamente.
  

 
El reciclaje de objetos domésticos es en sí mismo un reto a la imaginación. Cuando salta la chispa, es decir, cuando conseguimos un resultado ingenioso y útil, el esfuerzo bien vale la pena, y no sólo para quien las inventó, sino como inspiración. De hecho, muchas de las ideas que circulan por internet tienen tanto éxito que no tardan en convertirse en virales. 
  


Es lo que tiene el reciclaje creativo. Cuando una idea pega, ella sola cobra vida, y no tardan en surgir variaciones. Algunas de ellas son tremendamente originales, y lo que en un principio pudiera pareceruna locura, una vez plasmado en un proyecto se revela como una excelente idea, ya sea con fines decorativos o también funcionales. ¿Porque, a quien se le ocurriría utilizar una cuchara para sostener tus macetas o una lata de atún para adornar y alumbrar tu casa? Son ideas surrealistas, y sin embargo, funcionan.
 

 
La inspiración puede producirse por contagio. Si estamos secos de ideas, veamos qué han hecho otros y, si lo que encontramos nos convence, simplemente hagamos lo mismo. Hay ideas que son tan redondas que no merece la pena seguir buscando más ni hacer variación alguna. En otros casos, sin embargo, será interesante hacer algunos cambios para adaptarlo a nuestros materiales o con el fin de inyectarle nuevas dosis de locura… o de cordura.
 
No todas las ideas estrafalarias son igualmente válidas. Si el objetivo es decorar, lógicamente la opinión propia es la que vale. Ya se sabe, contra gustos no hay nada escrito, pero si además buscamos funcionalidad, que el resultado cumpla una función concreta, la cosa se complica.
 

 
Un modo de salir del atolladero es priorizar la utilidad y luego buscar el objeto u objetos que podemos reutilizar o transformar para conseguir ese objetivo. Por ejemplo, unas botas o zapatos pueden ser un macetero mural muy divertido y, incluso de gran utilidad, pero no todos los zapatos serán igualmente idóneos ni tampoco todas las plantas. Nunca hacerlo a la inversa, porque corremos el riesgo de que la idea sea muy, muy original, pero sólo eso.

 

 
¿Dónde está el límite? ¿Vale todo? En esto del reciclaje creativo, parte de su esencia es precisamente ese lado imaginativo, inesperado. Y es así porque si un objeto ha de tener una segunda, tercera o enésima vida ha de ser cambiando su utilidad. Los ejemplos son innumerables: convirtamos una bañera en un gran macetero, en una cama o en un sofá, con sus patitas. 
 


Jugemos con las ideas, lleguemos al absurdo para decorar de forma transgresora, es la magia del reciclaje. No necesita mago ni chistera, sólo imaginación y buenas ideas. La norma es sencilla: todo lo que sea útil o nos parezca bello es una buena idea, por loca que nos parezca. Una vez se empieza ya no se puede parar, y el planeta lo celebra.
 
Fuente: http://ecologismos.com/

 

Please reload

Articulo Destacado

5 beneficios de vivir en un edificio sustentable

July 6, 2015

1/10
Please reload

Articulo Reciente
Please reload

Siguenos en
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
  • Pinterest Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Av. Juárez 1312. 5o Piso. Of. 504.
Col. La Paz. C.P. 72160

Puebla, Puebla. México.
hola@sustenthabit.com

2016 | GRUPO SUSTENTHABIT TCI S.C. ®
Todos los derechos reservados.

whatsapp-xxl_edited_edited.png

CONTACTO